Calma en el alma

¿Quién no ha sentido que el corazón se le estalla, que los nervios y la ansiedad le juegan una mala pasada hasta el punto de controlar su vida, su estado de ánimo, su manera de ver el mundo? A mí, sí.

Empezó a pasarme hace un tiempo cuando la vida de una manera fugaz me dio la lección más difícil pero la más real, una lección que me inspiró a empezar mi viaje por La Calmería.

En el momento más gris de mi vida sentí que perdía la esperanza. Durante unos meses viví en la dualidad de la belleza de la vida, pero también me cuestioné su crueldad. Realmente no sabía si era hermosa o mezquina.

La vida me enseñó que así quisiera controlarlo todo, no era dueña de lo que estaba destinado a suceder porque simplemente hay cosas que pasan para transformar tu vida, para hacerte más fuerte o para encaminarte en el propósito real de tu vida.

Después de dar muchos tumbos, de hacer mi proceso, después de encontrar ángeles en mi camino que me abrazaron con su amor y por supuesto de encontrar la luz de las velas, hoy creo que estoy en paz, que estoy en calma.

A muchas personas les agradezco su amor, su cobijo, su paciencia. A la luz de las velas les debo la esperanza y sosiego que me dieron cada vez que prendía su llama. Se volvieron parte de mi alivio; su luz me abrazó con tanta fuerza que sentí que todo volvería a estar en calma.

Creé La Calmería pensando en ti, para decirte que somos seres en constante transformación, en ocasiones porque nosotros mismos decidimos darle un giro a nuestro rumbo y otras veces porque la vida nos obliga a ello.

Ahora entiendo que nos movemos en el vaivén de la vida, unas veces con mucha valentía y fortaleza y otras veces con un poco de dolor. Esto parte del camino, es parte de nuestro proceso como seres humanos.

Hoy, te invito a que enciendas tu vela, a que sientas como su color reflejado en la atmosfera y su aroma te ayudan a sanar, te dan un abrazo y te hacen sentir que pase lo que pase todo volverá a estar en calma. Así lo viví yo, así fui sanando, espero que la luz de estas velas ilumine tus días, ilumine tu alma.

Un Abrazo

Lorena Cárdenas

@lacalmeria

¡Te has suscrito satisfactoriamente!
Este correo electrónico ya ha sido registrado
ico-collapse
0
ic-cross-line-top
Top
ic-expand
ic-cross-line-top