Pranayamas, expansión de la energía vital

Bhramari Pranayama

Sabemos que hoy en día muchísimas personas separan un espacio de su día para practicar yoga; unos lo hacen como una alternativa de ejercicio para mantener su cuerpo enérgico y otros para encontrar paz espiritual.

Nosotros creemos que gran parte del bienestar de los seres humanos se genera a partir de una relación armónica entre el cuerpo y la mente. Por esto, queremos aprovechar nuestro blog para abrir las puertas del mundo del yoga y la meditación, para que exploremos juntos cómo podemos encontrar todos los días un poco más de calma para nuestra mente y nuestro corazón.

Por esto queremos profundizar un poco en el Pranayama; una palabra en sanscrito que significa expansión de la energía vital. PRANA = energía vital y AYAMA = expansión.

Es una de las 8 ramas del yoga, su objetivo es controlar la energía vital por medio de la regulación del ritmo de la respiración. Busca equilibrar los flujos de la energía del cuerpo para equilibrar la mente; además deshace los bloqueos en la circulación de la energía, activa e incrementa el potencial de los chakras.

El pranayama es una práctica física, pero con muchísimos beneficios en el sistema respiratorio, el sistema circulatorio, el energético y el mental, pues, mejora la capacidad pulmonar, contribuyendo a la oxigenación de la sangre y de todo el organismo, ayuda a eliminar residuos de dióxido de carbono limpiando el sistema respiratorio y aumentando la energía.

Existen muchos tipos de Pranayamas, pero hoy nos enfocaremos en uno que nos regalan calma, nos suavizan la tensión mental y la ansiedad.  

Su nombre es Bhramari Pranayama, significa respiración del zumbido de la abeja.

Practícalo, es muy fácil:

  1. Siéntate en postura de meditación con tu espalda recta.
  2. Con tu dedo gordo tapa los oídos y con los otros dedos tapa tus ojos.
  3. Inhala y exhala por la nariz emitiendo el sonido de una abeja ---- Mmmmm.
  4. Concéntrate en el sonido y en la vibración que se genera en el interior de tu cabeza.

Este pranayama nos invita a aislarnos de los estímulos externos, de todo lo que vemos y lo que escuchamos para concentrarnos con la vibración que se genera en nuestra cabeza cuando hacemos el zumbido de la abeja. Disfruta tus ciclos de respiración, cada vez hazlos un poco más lentos, lleva toda tu atención a este momento y a tu respiración.

Conectarte con el presente te ayuda a calmar la mente.

Manuela Gómez – Lorena Cárdenas

@airesdecordillera - @lacalmeria

Manu Gómez:

Desde muy joven me interesé por la salud física y mental, por llevar una vida saludable, consciente y en armonía. Hace un tiempo decidí dejar mi trabajo tradicional para emprender un viaje en busca de mi ser interior y para encontrar mi propósito de vida. Este viaje logró cambiar mi vida y me inspiró a compartir todo lo que aprendí con los demás. Quiero que todas las personas encuentren serenidad y esa conexión maravillosa con la esencia del alma y la paz mental”

¡Te has suscrito satisfactoriamente!
Este correo electrónico ya ha sido registrado
ico-collapse
0
ic-cross-line-top
Top
ic-expand
ic-cross-line-top